Durante unos cursos de verano de la Universidad de Nápoles, celebrados en la localidad de Licola, ha sido detenido Cesare Cognagzzo, uno de  los jefes de la logia universitaria camorrista napolitana denominada CCC (Críticos contra la calidad total).

 La policía italiana de la Educación Superior y, en concreto, en una operación llevada a cabo entre el grupo especializado en delitos docente-tecnológicos y la división Antimafia bolognesa, coordinada por el Comendattore Pierangelo Dellabacora, ha detenido a Cesare Cognagzzo, considerado el jefe del peligroso y sanguinario clan mafioso de los CCC “críticos contra la calidad-total”, clan que ejerce su criminal actividad en el campus di Penne e rigatte, uno de los tres grandes campus que conforman la Universidad de Nápoles.

Según informan fuentes policiales, Cognagzzo, uno de los treinta prófugos de la educación superior más peligrosos de Italia, fue arrestado ayer por la mañana en un pequeño aulario de la localidad de Licola, próxima a Nápoles, en la costa suroccidental italiana.

El supuesto mafioso, de 50 años y cuñado de Enrico Gutapercha (brazo derecho de Raffaele Bachorretti), estaba huido de la Justicia desde marzo de 2009, (huyó aprovechando un permiso para asistencia a Congreso), y sobre él pesan las acusaciones de No Seguimiento de Guía Académica y No Utilización de Recursos Electromagnético-docentes

Cognagzzo  estaba considerado el sucesor de Bachorretti  al frente del clan de los “críticos contra la calidad-total”, que salió vencedor ante el clan Toni Di Porca de la sangrienta lucha dialéctica entre grupos rivales de la Camorra Universitaria que tuvo lugar en el salón de Grados del campus napolitano de Scampia entre 2004 y 2005.

El clan de los “críticos contra la calidad total”, también llamado clan Cognagzzo, controla el campus universitario napolitano de Scampia y las facultades vecinas de Arzano, Casavatore, Mugnano y Melito; su actividad se centra en ignorar y no valorar cuantas acciones estratégicas se diseñan para alcanzar el objetivo de la calidad total desde un marco tecnológico derivado de la sociedad del conocimiento en el escenario de la formación a lo largo de la vida.

Cesare Cognagzzo fue atrapado “in-fraganti” cuando, a primera hora de la mañana, se disponía a impartir un curso de verano titulado “Perífrasis perifrástica en el medievo” pretendiendo utilizar un pedazo de tiza y una vieja pizarra para desarrollar su perorata. Parece confirmarse que la detención pudo llevarse a cabo gracias a un “chivatazo” de un arrepentido de la “Camorra”. La policía, por boca del Comendattore Dellabacora, ha confirmado que en el registro a su habitación no se ha encontrado ordenador alguno, lo cual pone a Cognagzzo en una situación complicada frente a la justicia.



Deja un comentario


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 3 ?